informe

La Comunidad Valenciana es foco y atracción de inversión extranjera

El capital procedente del exterior invertido supera el 150% al del año anterior. Se posiciona como la cuarta autonomía, detrás de Madrid, País Vasco y Cataluña.

La Comunidad Valenciana recibió, en 2022, un total de 2.036 millones de euros en inversión de capital extranjero en la actividad productiva, cifra que supera en un 150% a la del año anterior. Con un 6% del total invertido en España, se posicionó como la cuarta autonomía con mayor recepción, por detrás de Madrid, País Vasco y Cataluña.

Así lo ha destacado la Cámara de Comercio de Valencia en un informe realizado con datos de la Secretaría de Estado de Comercio, que pone de manifiesto el salto en volumen de inversión que se ha producido desde 2017, y que, con la salvedad del año 2020 por la pandemia, se ha acelerado notablemente en los dos últimos años.

Además, la Cámara sostiene que esta tendencia al alza se ha mantenido e, incluso, acentuado durante los nueve primeros meses del año que con una inversión de casi 2.500 millones de euros, superan ya el total registrado en el conjunto de 2022, y sitúan a la Comunidad Valenciana como la segunda región española receptora de capital extranjero (13,5% del total de España), por encima de Cataluña y País Vasco, y solo por detrás de Madrid, que absorbe el 60% del total.

El informe recoge los factores que facilitan la atracción de inversiones, así como las últimas inversiones en los sectores de energías renovables, logística y telecomunicaciones, industria, movilidad eléctrica, turismo o sector sanitario en la Comunitat.

Inversiones extranjeras: ¿por qué la Comunidad Valenciana?

Entre los atributos que destacan para el buen posicionamiento en el escenario económico internacional figuran: la estabilidad social y política; la situación geoestratégica privilegiada; la dotación de infraestructuras; un sistema educativo competitivo que la hace una región generadora de talento; un ecosistema de innovación y emprendimiento en crecimiento o la disponibilidad de suelo industrial.

Sin embargo, el informe también alerta de dos factores importantes para el éxito de la estrategia de atracción y materialización de las inversiones foráneas en la Comunidad Valenciana.

El primero, “la complejidad institucional y los obstáculos regulatorios a nivel nacional y regional” y, el segundo “la capacidad de movilizar cuantiosos recursos financieros necesarios hacia actividades emergentes claves para la transformación económica”.

La necesaria movilización de fondos

Sobre el segundo punto, la Cámara califica de “fundamental” la movilización adecuada de los Fondos New Generation hacia sectores punteros para el desarrollo de la economía valenciana.

“Es fundamental cumplir con los proyectos actuales y asegurar la llegada de nuevos fondos para impulsar sectores tan relevantes como el agroalimentario (PERTE cadena agroalimentaria), la industria cerámica (PERTE energías renovables, hidrógeno renovable y almacenamiento) y el sector salud (PERTE salud de vanguardia), e incluso el sector aeronáutico (PERTE Aeroespaciales)”.

Respecto a la burocracia resalta la reciente aprobación de la modificación de la Ley de Ordenación del Territorito, Urbanismo y Paisaje, que implica una simplificación en la tramitación que acortar los plazos administrativos. “Constituye un paso adelante para conseguir reducir la elevada carga burocrática que conlleva grandes inversiones y nuevas empresas, uno de los aspectos peor valorados por los inversores extranjeros en la Comunidad Valenciana”, indica el informe.

Para que la autonomía siga siendo atractiva, la Cámara de Comercio receta la promoción internacional de la región y de sus fortalezas, la mejora de la conectividad aérea de los dos principales aeropuertos valencianos, y la conectividad ferroviaria a lo largo de todo el arco mediterráneo y el mantenimiento de la colaboración público-privada.

Dejá tu comentario