Inicio
Alojamientos
Glamping

Respira Glamping ofrece replicar su modelo de alojamiento a otros emprendedores

Bastan unos 50.000€ de inversión en material y acompañamiento formativo para montar un negocio de glamping en la naturaleza con comodidades de lujo.

Abrir una vía para que cualquier emprendedor turístico quiera montar su propio negocio en el sector del glamping (acampada en plena naturaleza con comodidades del alojamiento más tradicional), es lo que se ha propuesto Ricard Isidro, exconsultor turístico, fundador y CEO de Respira Glamping.

A raíz de ver cómo funciona el mercado del glamping , este emprendedor se dio cuenta que las iniciativas actuales son protagonizadas básicamente por grandes fondos de inversión, que apuestan por pequeñas empresas o compran campings enteros, o bien llegan a acuerdos de tour operación importantes, bajo los cuales sacan la esencia básica del camping y montan un nuevo resort con predominio de alojamientos tipo bungalow o cabañas, quizá desde un punto de vista más de hotelería. Todo ello, con el objetivo indisimulado de los inversores de hacer subir el valor de la empresa para vender ese camping después.

“El tejido empresarial local está vendiendo a estos grandes fondos, por ello, nosotros lo que nos hemos planteado desde nuestra empresa es “ofrecer una mentoría a emprendedores de empresas pequeñas, de otros campings, de otras casas rurales, negocios familiares, en suma, y que quieran aprovechar esta tendencia. Repito, les brindamos un acompañamiento, llámale ‘franquicia’ si quieres, a estas personas en su proceso de creación de su propio negocio de glamping”, señala Ricard Isidro.

Publi Franqicia Pedraforca.jpg
Una de las publicidades de Respira Glamping.

Una de las publicidades de Respira Glamping.

Desde Respira Glamping –explica este interlocutor en exclusiva para Ladevi- los acompañamos en esta tarea de durante tres meses. Esta iniciativa de ‘franquicias’ lo que permite a los emprendedores o a los entusiastas del bienestar es “brindarles un modelo de negocio que ya está probado, con un apoyo continuado, y acceso a toda nuestra red de proveedores y clientes”.

¿Con qué inversión mínima se puede montar un negocio de glamping? “El mínimo que nosotros proponemos y fijamos, y que incluye los tres meses de acompañamiento al inversor emprendedor para montar un negocio de glamping en Cataluña, España o América Latina, sería de 50.000 euros, Esto incluye toda la fase de mentoría y el material imprescindible que permita ofrecer una unidad de negocio mínima que posibilite facturar unos 100.000 o 120.000 euros al año.”

“Hemos empezado a trabajar con tres emprendedores, de momento, ya estamos mirando terrenos, visitando campings que puedan dar la bienvenida a estos nuevos emprendedores-gestores y a esta tendencia de alojamiento, y que a su vez éstos últimos les ayuden en este proceso de innovación, una innovación que va más allá de simplemente montar estas cabañas tipo bell tent e integrarlas en su espacio natural.”

Entre 4.000 y 6.000 clientes huéspedes

“Esta iniciativa no solo nos ayudará a expandirnos como marca, sino también, compartir y beneficiarse de nuestro enfoque único, que ha dado muy buenos resultados y que está dirigido al turismo del bienestar”. Las cifras lo acreditan: desde su puesta en marcha Respira Glamping ya ha acogido en sus tiendas a miles de clientes, entre 4.000 y 6.000 huéspedes, teniendo en cuenta toda la ocupación total, menores incluidos.

Fundada hace cinco años, actualmente Respira Glamping ofrece entre 35 y 48 plazas hábiles repartidas en las doce tiendas de glamplng permanentes. "Viene mucha gente por recomendación de terceros, y repiten estancia muchos de ellos, lo que valoramos enormemente ya que el llamado coste de adquisición del cliente es cada vez más alto, porque hay más competencia, pero estamos en una ratio superior de repetición respecto a la media., lo que nos permite optimizar la operativa”.

En el parque natural del Montseny

Respira Glamping es una oferta de alojamiento de montaña, está situado en un entorno natural privilegiado como es el parque natural y Reserva de la Biosfera de Montseny, en el interior de la provincia de Barcelona. Lo que ofrece es una experiencia de acampada, en conexión con la naturaleza, y la comodidad de disponer ya de una tienda montada con el añadido de los pequeños lujos y comodidades que pueda aportar un hotel, como una cama confortable, sin olvidar el entorno de un bosque, que es lo que ya de por sí ofrece un camping de montaña.

Castanyer1.jpeg
Uno de los alojamientos que ofrece Respira Glamping, desde dentro.

Uno de los alojamientos que ofrece Respira Glamping, desde dentro.

El servicio en sí ofrece estancias vacacionales en tiendas de campaña estilo bell tent, que son de alta calidad, de algodón cien por cien, con su tradicional forma cónica, y que están equipadas con una buena cama, un buen colchón, edredones nórdicos, toallas, un kit de cocina, estoras de yute, una hamaca, todo fabricado con materiales naturales.

Ricard Isidro fue durante más de nueve años consultor y profesor de Comercialización Turística y de Marketing Turístico Digital, y Emprendimiento para los Grados y Masters de la escuela CETT de Turismo y Hostelería en Barcelona. “Allí empecé a investigar sobre el mundo del glamping, en tanto que alojamientos singulares, fui profundizando en ello, y en un momento dado decidí hacer un cambio de futuro profesional, y creé esta marca, Respira Glamping, y propiamente la empresa de alojamientos”.

“A nivel personal veo que el sector de los viajes intenta crecer desde el puno de vista del negocio en mayúsculas, no desde la economía familiar. El concepto de glamping no es nuevo a nivel internacional, y en Cataluña y en España está emergiendo con mucha fuerza. Yo creo que es un sector que aspira a crecer mucho, es bueno que haya muchos actores, ya que es como una renovación, un soplo de aire fresco, que se suma al actual sector del camping. “Desde Respira Glamping lo que queremos es diferenciarnos, con nuestro enfoque integral en el bienestar y en la sostenibilidad, y estos son los aspectos que no siempre están presentes en otras ofertas de glamping”, matiza el propio empresario.

Comercialización de Respira Glamping

“Apostamos por la comercialización directa a través de nuestra página web www.respiragalamping.com. También trabajamos en la relación directa con el cliente final a través del WhatsApp, a través del teléfono y de manera personalizada. Creemos que nuestra principal ventaja es esa proximidad con las personas”.

También colaboramos con agencias de viajes, de hecho, yo he sido agente de viaje muchos años, y conozco muy bien el gran trabajo que realizan sus profesionales, y asimismo trabajamos con plataformas de reservas de alojamiento turístico, Booking.com, Airbnb... Actualmente, estoy haciendo una estrategia de colocar una oferta limitada, que pueda ser reservable a través de estas plataformas, pero sus altibajos no pueden hacer tambalear toda nuestra gama de productos. Y en eso somos prudentes, aunque sí reconocemos que nos aportan mucho tráfico.”

Más caro que el camping

El glamping es, a priori, más caro que las otras acampada. A diferencia del camping tradicional donde hay parcelas para acampar o poner una autocaravana, el glamping lo que viene a solucionar es que el cliente llega, se encentra con un lugar y con una tienda de acampada montada, de alta calidad, un alojamiento pensado para pasar días y noches en tres de las cuatro estaciones del año -excepto invierno-, y que brinda unas comodidades y amenites que encontraría en un hotel, pero en conexión con la naturaleza.

Te puede interesar: La ocupación media de los pisos turísticos para verano se dispara

Para un empresario del modelo glamping, existe esa operativa de montaje inicial de este material, de su mantenimiento, considerando que al estar expuestos a la intemperie permanentemente los materiales acostumbran a tener una degradación algo mayor que un hotel convencional. Todos esos detalles, con el hecho que en realidad esas haciendo una parte de tour operación en el camping donde estés instalado, es decir el propio alquiler del espacio usado allí, es también lo que soporta todo este incremento de precio. Por todo ello, razona Ricard Isidro, está claro que un precio por noche es más caro en glamping que en el camping. Y esto explica que haya ahora mismo tantos actores interesados en el negocio.

Precio por noche

“Nosotros cobramos unos 100 euros por noche aproximadamente, cuando hacemos tarifas en oferta, quizá estamos sobre los 70, 80 euros, y cuando es temporada alta cobramos igual 120, 130 euros, depende también de la ocupación, si son dos, tres o hasta cuatro personas., pero la tarifa media son alrededor de 100 euros la noche. La estancia media, en primavera y otoño es de dos noches, y en verano asciende a las tres y cuatro noches.

Predominantemente, los clientes de Respira Glamping son de Barcelona y su área metropolitana, el resto de Cataluña, Comunidad Valenciana, y un poco de Madrid, y después de otros países europeos, franceses, holandeses y del Reino Unido, pero el 90% de los hospedados procede de Barcelona y su entorno metropolitano, y del resto de Cataluña.

Temas relacionados

Dejá tu comentario