Inicio
Opinión
Museos

Falta personal en los museos: ¿cómo podemos solucionarlo?

No podemos permitirnos cerrar salas de museos nacionales solo porque no hay personal suficiente: aquí dejo algunas reflexiones sobre el tema.

Días atrás, decidí visitar uno de mis museos preferidos. Me llevé la desagradable sorpresa de que, según decía un cartel convenientemente situado en la taquilla, algunas salas estaban cerradas por falta de personal. No digo cuál ni el destino, porque este problema puede ser el de muchos lugares y museos por el mundo.

Para mí no supuso mayor problema porque lo conocía, y es cierto que aunque se visitara una pequeña parte de lo expuesto, ya merecía la pena el precio de la entrada. Sin embargo, me puse en la piel de las personas que me acompañaban y en la de aquellos turistas que me rodeaban, que veían algunas salas cuyo acceso impedían sendas catenarias.

Interior Museo Picasso.jpeg
Interior del Museo de Pablo Picasso en Barcelona.

Interior del Museo de Pablo Picasso en Barcelona.

Creo que ningún destino se puede permitir ese lujo ni dar esa imagen. Puede que se cierre lo mínimo, lo menos interesante, lo menos conocido… Pero es inevitable que la persona afectada tenga esas sensación de “me he perdido algo habiendo pagado una entrada”.

Vaya por delante que creo que los gestores y los trabajadores de los museos realizan una fantástica labor, estirando recursos siempre escasos y que hacen lo imposible por dar lo mejor de sí mismos y de sus centros. Pero cerrar parte de un museo porque no hay personal, no lo podemos concebir.

No sé la solución, pero sí creo que hay que, entre todos, encontrar alguna respuesta a este problema que para mí, es grave.

Museo del Prado de Madrid.jpeg
Museo del Prado de Madrid

Museo del Prado de Madrid

Al desconocer el tema, no me atrevo a afirmar que la solución es esta o la otra. Además, cada museo tendrá su situación particular. Pero sí me gustaría lanzar algunas reflexiones para poner mi granito de arena para que los que tengan el conocimiento y la responsabilidad, piensan al respecto, con algunas de estas posibles soluciones o bien cualquier otra.

Lógicamente, la solución más obvia, en el caso de los museos públicos, es la contratación de personal. Ya sea con convocatoria de oposición pública, ya sea contratando personal externo en modo temporal. Parece lo más fácil, pero soy consciente de que los fondos públicos no son ilimitados.

Museo Guggenheim en Bilbao.jpeg
Museo Guggenheim en Bilbao

Museo Guggenheim en Bilbao

Otra opción podría pasar quizás por el voluntariado. En países anglosajones es una inmensa fuerza de trabajo. Un ejército de personas mayores que colaboran en tantos aspectos con la sociedad y se ayudan a sí mismos sintiéndote activos y útiles. Por poner un ejemplo, alrededor de un centenar de voluntarios ayudan en la Feria de observación de pájaros en Rutland. Muchos aficionados al arte, podrían ayudar y estar activos, cuidando de algunas salas en algunos museos. Para ello, habría que formarles y reconocer su labor en algún modo no crematístico. Alguno podrá pensar que esta opción le “quita” trabajo a los trabajadores. No estoy de acuerdo con esta acepción y supone perder una oportunidad, pero sé que es un tema a considerar.

En algunos centros, se podría considerar una reforma estructural para prescindir de tabiques para prescindir de salas excesivamente pequeñas.

Otra opción podría ser aprovechar la tecnología instalando por ejemplo cámaras de vigilancia en ciertas salas, que hicieran innecesario tener un trabajador en ciertas zonas.

Otra, en algunos museos, podría ser juntar las visitas individuales en grupos en horas prefijadas para poder ver todo el museo, acompañados por un trabajador.

Quizás podría ser factible que algunos trabajadores de los museos que trabajan en oficinas, pudieran desarrollar parte de su trabajo desde alguna de las salas, sin perturbar las visitas.

Museo Reina Sofia de Madrid.jpeg

Podría ser que, en algunos museos, se pudiera cerrar alguna sala con un traslado de piezas a otra estancia con espacio suficiente, que sea más fácil de vigilar.

En fin. No soy experto en el tema, y cada museo tiene su situación y su problemática, pero sí creo que todos los responsables de los museos, tienen como tarea, intentar aprovechar los medios a su alcance para mostrar los museos en el mejor modo posible. Y cuando no se tienen medios suficientes, buscar posibles soluciones. Un simple cartel de “Algunas salas del museo se encuentran cerradas por falta de personal” no se puede permitir en ningún destino del mundo. Ni lo pueden aceptar los turistas, ni el sector turístico en general. Solucionarlo, es una obligación y un reto de todos.

Otras noticias de turismo que te pueden interesar:

Aeropuertos: España recupera los datos de pasajeros de 2019

España recupera el 98% de los pasajeros internacionales

Los recintos feriales españoles aumentan un 51% sus ingresos

Barcelona espera recaudar casi € 53 M con su tasa turística en 2023

Temas relacionados

Dejá tu comentario