Inicio
Actualidad
Tasa Turística

La tasa turística llega a Santiago de Compostela: ¿qué coste tendrá?

El Ayuntamiento de Santiago de Compostela estudia cobrar entre 0,5 y 2,5 euros por persona y noche; la tasa turística será estudiada por la Xunta de Galicia.

El Ayuntamiento de Santiago de Compostela ha presentado ya su proyecto para la implementación de una tasa turística, convirtiéndose en la primera ciudad gallega en tomar esta medida. Una medida que deberá contar con el visto bueno de la Xunta de Galicia, que evaluará la propuesta antes de su aprobación.

De aprobarse, Santiago se sumaría a otras ciudades españolas como Barcelona, Girona, Tarragona, Ibiza, Menorca y Palma de Mallorca que ya aplican una tasa a los turistas. En Europa, alrededor de 140 ciudades ya han implementado este tipo de impuesto para financiar los gastos relacionados con la masificación turística y el mantenimiento del patrimonio.

La tasa propuesta por el Ayuntamiento oscilaría entre 0,5 euros y 2,5 euros por persona y noche, dependiendo de la categoría del alojamiento. Los hoteles de cinco estrellas y los apartamentos turísticos de lujo pagarían la tarifa más alta, mientras que los alojamientos de categoría inferior abonarían la tasa mínima. La tasa se limitaría a un máximo de seis noches por estancia.

Terraza del Parador de Santiago de Compostela.jpeg

Además, se contempla eximir del pago de la tasa a ciertos grupos, como menores de edad, personas con discapacidad superior al 66% y participantes en excursiones organizadas con fines educativos, sanitarios o sociales. Además, aquellos que viajen por motivos no turísticos también estarían exentos.

El Ayuntamiento espera recaudar cerca de tres millones de euros anuales con esta medida, que se destinarán a mejorar la limpieza, la conservación del patrimonio y la atención a los visitantes.

Una tasa turística pendiente de la validación de la Xunta

Por su parte, la Xunta de Galicia ha solicitado al Ayuntamiento un informe detallado que justifique la implementación de la tasa, incluyendo datos sobre la ocupación media en Santiago y el impacto del turismo en la vida diaria de los residentes.

La alcaldesa de Santiago, Goretti Sanmartín, temiendo que esa medida quede tumbada por el gobierno del Partido Popular, ha presentado otras medidas para regular el turismo en la ciudad y reducir la saturación en determinadas áreas, sin restringir el acceso de los visitantes ni afectar el derecho al descanso de los residentes en el casco histórico.

Y es que, con un récord de casi 450.000 peregrinos en el último año, la ciudad busca ahora “equilibrar el flujo turístico” para “garantizar una convivencia armoniosa entre residentes y visitantes”. Algo que no ha sentado del todo mal en el sector turístico gallego, ya que las principales patronales señalan que “si no hay mayores perjuicios”, la introducción de una tasa podría “regular ciertos comportamientos” incívicos de algunos peregrinos.

Dejá tu comentario