Inicio
Transporte
Óscar Puente

Óscar Puente esquiva responsabilidades por el caos en Rodalíes

El robo de cobre en la red de Rodalies (Renfe) en Cataluña provocará cancelaciones en el servicio, pero Óscar Puente esquiva la polémica sin dar soluciones.

Un nuevo robo de cable de cobre en las instalaciones de Rodalies (Renfe) de Cataluña ha provocado la interrupción del servicio en varias líneas ferroviarias durante esta semana, afectando a miles de usuarios. Y Óscar Puente “se lava las manos”.

El ministro de transportes español asegura que "ni Adif ni Renfe tienen responsabilidad alguna sobre lo que ha pasado” y explica que ya están haciendo "todo lo posible” para arreglar la situación.

“Lo más graves son las consecuencias para las personas: más de 75.000 usuarios se vieron afectados en una jornada marcada por las elecciones catalanas. (…) La ciudadanía es la que va a pagar el pato ”, reconoce el ministro.

Trenes de Rodalies y Renfe.jpeg
Trenes de Rodalies y Renfe.

Trenes de Rodalies y Renfe.

Sin embargo, no hay autocrítica por parte del socialista: la red de Rodalies de Cataluña tuvo desde 2019 hasta marzo de 2024 un total de 11.151 afectaciones. Y, según Puente, solo una “minoría” fue por culpa de Renfe.

Este nuevo incidente se suma a una serie de robos similares que han venido ocurriendo en las últimas semanas, generando un caos generalizado en la red ferroviaria catalana.

En esta ocasión, el robo ha afectado a la línea R13, que une Lleida con Barcelona, lo que ha provocado la supresión del servicio de tren en ambos sentidos. Además, la línea R12, que conecta Barcelona con Tarragona, también se ha visto afectada, con retrasos de hasta 30 minutos.

El incidente ya está siendo investigado, según Óscar Puente

Un acto delictivo que los usuarios de Rodalies ya están pagando. De hecho, muchos de ellos han tenido que esperar horas en las estaciones o buscar medios de transporte alternativos para llegar a sus destinos. La situación ha generado molestia e indignación entre los usuarios, que ya vienen sufriendo las consecuencias de los anteriores robos.

No será una situación fácil de resolver: se estima que arreglar la infraestructura costará 15 millones de euros y se tardarán 2 meses. “Debemos esclarecer quién ha sido el responsable, quién ha tomado esta iniciativa y que pague las consecuencias”, zanjó Óscar Puente en rueda de prensa.

Temas relacionados

Dejá tu comentario