Inicio
Alojamientos
Pisos turísticos

Room Mate Hotels sale en defensa de los pisos turísticos

El presidente de Room Mate Hotels, Kike Sarasola, defiende los pisos turísticos legales y asegura que “están siendo demonizados”.

Kike Sarasola, presidente y fundador de Be Mate (la empresa hermana de Room Mate Hotels dedicada al alquiler vacacional), ha defendido públicamente la gestión de los pisos turísticos legales, en respuesta a las críticas sobre su impacto en el precio de la vivienda y la convivencia vecinal.

En declaraciones al periódico Expansión, Sarasola afirmó que estos alojamientos, cuando son gestionados de “manera profesional” y cumplen con todas las normativas, representan una “opción cada vez más demandada por los viajeros" y contribuyen significativamente a la economía urbana.

Equipo de Room Mate, junto a Kike Sarasola.png
Equipo de Room Mate, junto a Kike Sarasola.

Equipo de Room Mate, junto a Kike Sarasola.

El empresario criticó lo que considera una "demonización injusta" de los apartamentos turísticos, especialmente por parte de las asociaciones hoteleras, a las que acusa de desviar la atención del verdadero problema del acceso a la vivienda y de utilizar este argumento para justificar el aumento de precios.

De hecho, Sarasola abogó por un consenso entre todos los actores implicados para desarrollar un modelo de ciudad sostenible que equilibre el turismo y la vivienda. Propuso una regulación inteligente del sector en lugar de prohibiciones que podrían afectar negativamente a la economía y al empleo.

Te puede interesar: Room Mate Hotels intentará hacerse con 32 hoteles

Sarasola, muy duro con las administraciones: "Lo que más le gusta a los políticos es prohibir"

Además, Sarasola destacó que el Ayuntamiento de Barcelona ha mantenido una moratoria sobre la concesión de nuevas licencias de uso turístico para viviendas residenciales hasta 2029, y pese a ello, la ciudad “cuenta con solo 10.000 licencias para pisos turísticos”, representando “apenas el 1% de la oferta de hoteles total”.

El empresario instó a las autoridades a centrarse en perseguir y sancionar los apartamentos turísticos ilegales, en lugar de penalizar a aquellos que cumplen con la normativa. Criticó la tendencia a implementar prohibiciones como solución y promovió un diálogo abierto y constructivo entre todos los sectores implicados. "Lo que más les gusta a los políticos es prohibir y lo que hay que hacer es regular", afirmó Sarasola, señalando el ejemplo de Palma, donde una asociación llamada Impulsa trabaja en este sentido.

Dejá tu comentario