Inicio
Portada Actualidad OK
Elecciones 23-J

Elecciones 23-J: ¿pánico desmedido por las cancelaciones?

Las Elecciones 23-J dispararon la preocupación de muchos viajeros por las mesas electorales: analizamos las claves y si el miedo está justificado.

El pasado lunes, el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sorprendió a todo el mundo cuando anunció el adelanto de las elecciones generales para el próximo 23 de julio, cuando estaban previstas para diciembre de 2023. Hay muchas explicaciones políticas para esta medida, pero la más evidente es el batacazo electoral del PSOE en las pasadas elecciones municipales y autonómicas del 28 de mayo, tratando ahora de resurgir para las Elecciones 23-J.

Pero lo que surgió entre la población de ese anunció electoral no fue indignación o preocupación por el futuro político del país: el temor de los ciudadanos pasó a ser el sorteo aleatorio entre los electores para ser presidente, vicepresidente o vocal de una mesa electoral, lo que está provocando que algunas personas empiecen a cancelar sus reservas, según apuntan fuentes del sector de las agencias de viajes.

Pero analicemos con datos el contexto electoral y las probabilidades de que un ciudadano sea llamado a presidir una mesa: en total 1,8 millones de españoles fueron llamados a ocupar uno de esos puestos el pasado 28 de mayo en alguna de las 60.587 mesas electorales en España. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), hay un total de 35,4 millones de personas con derecho a voto en España. Sin embargo, ello no quiere decir que todas puedan ser llamadas a un cargo en una mesa.

urna electoral elecciones 2019.jpeg
Urna electoral española en el año 2019

Urna electoral española en el año 2019

Según la normativa electoral, para ser elegido para una mesa electoral, es imprescindible saber leer y escribir, y si un ciudadanos es elegido para ser presidente de una mesa, es necesario también un título de Bachillerato o Formación Profesional de grado superior (FP2). Por tanto, hay que restar una parte a esos 35,4 millones de ciudadanos.

Aún así, según los expertos consultados, las posibilidades de que a una persona le toque algún cargo en alguna mesa es de alrededor del 10-15% dependiendo de la zona geográfica. ¿Está entonces justificado el pánico desmedido de algunos viajeros que tenían reservadas sus vacaciones para finales de julio?

CEAV y ACAVE quieren evitar cancelaciones para el 23-J

Desde CEAV (Confederación Española de Agencias de Viajes) se insiste en que debe haber calma: el viajero puede solicitar a la Junta Electoral Central que se revoque su designación por un viaje ya reservado que repercuta un perjuicio económico grave (siempre y cuando el viaje se haya reservado antes del anuncio de la cita electoral). Incluso desde la otra patronal del sector, ACAVE, señalan que no conocen ningún caso de solicitud para no acudir a una mesa electoral que haya sido denegada por la Junta.

Además, la aerolínea Level anunció ya que devolvería el billete de la persona elegida para estar en una mesa (y el de sus familiares o acompañantes) si fue comprado antes de que se anunciase la fecha electoral. No es la única, Soltour explicó esta semana que se hará cargo de los gastos de cancelación de los viajes que coincidan con el 23 de julio.

Por su parte, el ministro de Industria, Comercio y Turismo, Héctor Gómez, aseguró que está estudiando la posibilidad de pedir a la Junta Electoral que los viajes y reservas vacacionales sean eximente en las mesas electorales.

El ministro de Turismo, Hector Gomez, y la Secretaria de Estado de Turismo, Isabel Morillo en una rueda de prensa en Madrid.png
El ministro de Turismo, Héctor Gómez, y la Secretaria de Estado de Turismo, Isabel Morillo en una rueda de prensa en Madrid.

El ministro de Turismo, Héctor Gómez, y la Secretaria de Estado de Turismo, Isabel Morillo en una rueda de prensa en Madrid.

Gómez rebaja también la tensión para evitar cancelaciones masivas: “No tenemos constancia de un desvío de las buenas previsiones por la convocatoria electoral. Lo analizaremos, pero no nos consta. No tiene por qué darse. Es una situación concreta de un fin de semana del mes de julio. Con la convocatoria electoral del 28 de mayo no hubo ningún problema, por lo que no tendría que haber consecuencias en este caso en el mes de julio”.

Es más, el ministro explica que en Galicia, en las pasadas elecciones autonómicas celebradas también en pleno mes de julio, no hubo ninguna afectación: “Hablando de turismo nacional, creo que como no hubo nunca ninguna afectación a nivel autonómico, con otras elecciones que se produjeron otros años en regiones como Galicia, no veo por qué tiene que haber consecuencias negativas”.

Además, deja ver que la Junta Electoral Central podría librar a muchos viajeros con reservas de acudir a las mesas si así lo acreditan: "No descartamos nada sobre las decisiones que pueda tomar la Junta Electoral”.

Ahora, solo queda esperar al sorteo, que se espera que se realice durante la última semana de junio, entre el día 23 y el 27. Solo entonces sabremos el nivel real de afectación de la cita electoral.

Otras noticias de turismo que te pueden interesar:

Elecciones 23-J, en vacaciones: ¿y si me llaman de una mesa?

ACAVE contradice a CEAV: Vueling sigue castigando a las AAVV

ACAVE organiza una jornada de Innovación con Iberia

ACAVE contraataca a Ryanair y recurre la decisión judicial

ACAVE Travel Market: éxito en sus primeras convocatorias

Dejá tu comentario